Las transformación de ser profesor en tiempos de pandemia

Vivimos en tiempos complicados para todo el mundo. Son muchas las personas que han perdido su trabajo a causa de la pandemia de Coronavirus y aquellas profesiones cuya única forma de desempeñarse es de forma presencial se han visto especialmente perjudicada. 

Empieza con las clases online ahora

El mundo de las clases particulares es algo muy especial y como tal se ha visto afectado de una forma muy especial. Muchos profesores han podido transformarse al mundo digital y dar las clases online y otros se han visto obligados a esperar a que todo mejore. 

Aunque la inmensa mayoría están viviendo un año intermitente, 2020 está siendo el año donde la rutina es un lujo que pocos profesores se pueden permitir. Casi todos se ven obligados a ir surfeando en distintas formas de dar clase. Por eso hoy vamos a hablar de cómo intentar sobrevivir a este oleaje fatigoso. 

 

¿Todas las materias pueden ser online? 

 

Esta es una pregunta a la que muchos profesionales se han tenido que enfrentar durante estos meses. En cuanto en marzo se declaró el confinamiento total en muchos países del mundo la respuesta fue rápida para todos.

Con mayor o menor fortuna, pero aquellos que se veían capacitados para dar clases online corrieron a ponerse al día con las tecnologías y los que decidieron tomarse unos días de descanso. 

Empieza a dar clases particulares

Cuando la pandemia fue avanzando sin solución muchos de los profesores que daban clases online se dieron cuenta de que no eran tan sencilla y aquellos que habían decidido esperar comenzaron a plantearse reinventarse. 

No hay una respuesta sencilla, pero sí podemos decir que, aunque las clases online sirvan para todas las materias hay puntos a los que le cuesta llegar: 

  • Educación especial: para aquellos niños y adolescentes que necesitan educación especial porque sufran algún tipo de discapacidad las clases online no pueden ser suficiente, ya que demandan de la presencia de un profesor y un monitor especialista para cierto tipo de ejercicios. 
  • Algunos puntos de la educación artística: sobre todo cuando hablamos de baile y expresión corporal. Los cuales, cuando se enseñan necesitan clases prácticas donde poder tener contacto físico y visual completo.
  • En casos graves de fracaso escolar: para aquellos estudiantes que necesitan mucho más que conocimiento, sino alguien con quien hablar, ser escuchado y establecer una relación profunda de empatía. 
  • Cuando la motivación es lo más importante: aunque las clases online puedan transmitir mucho, si lo principal es motivar a los alumnos serán necesarias una serie de cosas, como la transmisión del lenguaje corporal o sentir el calor de una sesión presencial. 
  • Para formaciones de larga duración o en profundidad: si la idea es estar años con las clases será necesario desvirtuarse en algún momento. Hasta las universidades a distancia plantean momentos presenciales para afianzar mucho contenido del que se imparte. 

Para el resto de cosas las clases online son perfectamente competentes. Es probable que muchos profesores no las prefieran, pero esto es una cuestión de formación. Estamos seguros de que con práctica, todo se puede enseñar a distancia. 

 

 

¿Cómo son las clases mixtas? 

 

Ser profesionales de las clases profesionales es estar en constante transformación y las clases online han llegado para siempre. Aunque sea para impartirlas de vez en cuando y se tengan que combinar. 

Algo que ahora está más en auge, sobre todo para aquellos profesores más tradicionales que tienen metodologías presenciales pero debido a la pandemia no pueden todas las clases presenciales que gustarían. Pero ¿cuáles son sus ventajas?

  • Lo mejor de los dos mundos: si se aplican y planifican bien tendrán las ventajas de los dos tipos de clases. De esta forma avanzamos a una educación mucho más eficaz y que llega más lejos. 
  • Permiten constancia: la flexibilidad de las clases online hace que sea complicado no llegar a un horario compatible todas las semanas o incluso todos los días y las sesiones presenciales hacen que el compromiso personal se afiance. 
  • Una planificación más firme: si hay programada una clase presencial para ver algunos temas que solo se pueden dar en persona es mucho más seguro que esos temas se traten y que las clases previas sean las necesarias para llegar a ese tema en concreto. 
  • Más económicas para todas las partes: las clases online son más baratas en cualquier sentido, pero las semipresenciales no encarecen mucho más los costes. 
  • Se hacen menos pesadas: ir combinando una con la otra hace que al final todo sea mucho más ameno y que la rutina se rompa de vez en cuando para que todo sea menos pesado. 

Este tipo de clases particulares es algo que aún están probando muchos profes y es normal que al principio no se sepa bien cómo hacer. Sin embargo, que no te de miedo a jugar y a probar con forma nueva de enseñar. 

 

 

¿Cómo ser profesor particular online? 

 

La transformación al online es algo mucho más sencillo de lo que puede parecer. Para muchos profesores ha sido un gran reto, pero nada que no se pueda solventar si la decisión es clara. Estos son algunos de los consejos más prácticos:

  • Crea un anuncio claro: deja claro en tu perfil que impartes clases en remoto, así los alumnos que te contacten tendrán esta opción presente y además ganarás visibilidad frente aquellos que no lo hagan.
  • Materiales para dar clases: solo necesitan un ordenador que permita hacer videollamadas y una conexión a internet estable. Fijate sobre todo en la velocidad de subida. 
  • Organiza bien las clases: es probable que dando clases online tengas más alumnos, así que crea un Google Calendar donde tengas toda la información a un solo click. 
  • Preparadas expresamente para ser dadas online: las clases son distintas a las presenciales y por lo tanto tienen otras demandas. Crea presentaciones y ejercicios que sean posibles de realizar en remoto. 

Aunque lo más importante para reinventarse siempre es la actitud. Si no estamos convencidos de que queremos cambiar la forma de dar clase se nos hará cuesta arriba. Espera tu momento y da el salto cuando estés preparado o cuando lo necesites. 

 

 

¿Cómo dar clases presenciales con seguridad? 

 

A pesar de todas estas opciones muchos profesores deben seguir dando clases presenciales. Algunos de ellos porque el alumno lo prefiere y otros casos es el profe el que se desenvuelve mejor en la presencialidad. Si es tu caso estas son las normas de seguridad básicas para dar clases en tiempos del COVID: 

  • Mascarilla: aunque sea incómoda, pero debes llevarla siempre puesta y si la mascarilla es FFP2 mucho mejor, de esta manera evitarás contagiar y ser contagiado. 
  • Distancia de seguridad: las mascarillas no son 100% infalibles así que guarda siempre una distancia mínima de dos metros y si esto no fuera posible puedes colocar un panel transparente entre tu y alumno.  
  • Higiene: lávate las manos y échate gel hidroalcohólico cada cierto tiempo. Sobre todo presta mucha atención ante cualquier contacto y al entrar y salir del domicilio o centro de formación.
  • Ventilación: sea donde sea que des la clase es importante que haya buena ventilación. Es fundamental tener ventanas y puertas abiertas o abrirlas cada poco tiempo para que el aire se renueve y en caso de que haya virus las probabilidades de infección bajen o la carga viral sea menor. 
  • Espacios que no sean un domicilio: por eso lo ideal siempre es dar clase fuera de un domicilio en un ambiente seguro con ventilaciones especiales que prevean estos casos y si puede ser al aire libre mucho mejor. 

Las clases particulares son seguras y ser profesor particular en estos momentos es igual o mejor idea que en otro momento. De hecho la demanda de clases particulares se han disparado desde marzo y estamos seguros de que seguirá así durante todo el tiempo que las consecuencias del coronavirus existan. 

 

Síguenos en
© 2007 - 2021 Tusclases.pe Mapa web: Profesores particulares